El uso de Whatsapp como prueba en juicio se tambalea

por | 12,Nov,2015 | Actualidad Penal | 0 Comentarios

Es cada vez es más frecuente utilizar los mensajes de Whatsapp como prueba en un juicio,  y aún son muchos los abogados que aceptan este tipo de pruebas por desconocimiento de la materia, y ello pese a que ya hace tiempo que se viene cuestionando su valor probatorio, al ser una aplicación poco segura y fácilmente manipulable.

Hoy nos han planteado una consulta que nos ha hecho reflexionar sobre el valor del Whatsapp como prueba.

El asunto de entrada sorprende que haya prosperado porque parece más propio de la vía civil que de la penal, ya que de la información facilitadas, parece tratarse de un mero incumplimiento con contractual  con las consecuencias económicas que deriven del mismo, si bien y según parece, la acusación particular ha conseguido que el asunto prospere y sea calificado como estafa.

La clave de la acusación parece centrarse en un whatsapp en el que supuestamente reconoció el ahora acusado reconoce el supuesto engaño. En lugar de aceptar el mismo debiera haberse impugnado, ya que puede haber sido manipulado.

En julio de 2014, dos hackers españoles  Jaime Sánchez y Pablo San Emeterio según noticia publicada en el País, descubrieron que   el código de WhatsApp tiene un fallo.

Ambos hackers se dedican a indagar los sistemas de seguridad de distintos programas y aplicaciones para informar de carencias a las compañías y evitar así que ciber-delincuentes y piratas informáticos puedan aprovechar los agujeros de seguridad.

El problema localizado por estos dos hackers españoles se considera grave y permitiría el cambio del remitente en el momento del envío.

El hecho de que se pueda cambiar el remitente de un mensaje hace que las consecuencias legales en torno al envío de contenidos en WhatsApp puedan verse afectadas.

Así, el servicio no podría ser considerado como prueba o evidencia en procesos judiciales ya que siempre existiría la duda sobre la verdadera autoría o fuente emisora del mensaje.

Por lo que  el uso de WhatsApp ya ha empezado a cuestionarse como prueba en litigios, sino viene acompañado por una pericial informática.

Citar en este sentido  la Sentencia de la Audiencia Provincial de Alicante Número 4/2014, de 9 de enero, en el ámbito civil, la Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid Número 533/2014, de 24 de julio33/2014, de 24 de julio, y la Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid Número 51/2013 de 23 de septiembre, que rechaza la prueba en base a que “los contenidos no han sido reconocidos por el acusado, ni se ha practicado sobre los mismos prueba pericial informática que acredite su autenticidad y su envío”, lo cual quiere decir que, si la otra parte no reconoce el envío de los mensajes, se deberá presentar un peritaje informático que avale la autenticidad de los mismos. Y la reciente Sentencia del Tribunal Supremo nº 2047/2015, de 19 de Mayo de 2015, de 19 de Mayo de 2015, en general, “la Sala quiere puntualizar una idea básica. Y es que la prueba de una comunicación bidireccional mediante cualquiera de los múltiples sistemas de mensajería instantánea debe ser abordada con todas las cautelas. La posibilidad de una manipulación de los archivos digitales mediante los que se materializa ese intercambio de ideas, forma parte de la realidad de las cosas.

El anonimato que autorizan tales sistemas y la libre creación de cuentas con una identidad fingida, hacen perfectamente posible aparentar una comunicación en la que un único usuario se relaciona consigo mismo.

De ahí que la impugnación de la autenticidad de cualquiera de esas conversaciones, cuando son aportadas a la causa mediante archivos de impresión, desplaza la carga de la prueba hacia quien pretende aprovechar su idoneidad probatoria.

Será indispensable en tal caso la práctica de una prueba pericial que identifique el verdadero origen de esa comunicación, la identidad de los interlocutores y, en fin, la integridad de su contenido.”

Pero, la cosa no queda ahí, recientemente el ingeniero y perito informático del Colegio de Ingenieros en Informática de Madrid, Javier Rubio, ha demostrado que esta prueba podría carecer de validez, ya que no sólo sería posible la manipulación antes del envío, sino también una vez los mensajes han sido enviados o recibidos, es decir, directamente sobre la base de datos en la que se almacenan los mismos, esto es,  el archivo sobre el que debe practicarse la prueba pericial informática cuando se presentan los mensajes de WhatsApp en un procedimiento judicial.

Por lo que es de vital importancia que dicho fichero permanezca íntegro o, al menos que, si se manipula maliciosamente, esta alteración pueda ser advertida tras un análisis forense por parte de un perito informático.

El perito explica como dicho archivo de base de datos puede ser manipulado, alterando las conversaciones de tal forma que la manipulación podría perfectamente pasar inadvertida para un perito informático que realizase una investigación forense sobre el terminal móvil.

De modo que aún en el caso de que la conversación sostenida por whatsapp venga acompañada de una pericial informática es discutible su valor probatorio, y puede ser cuestionado.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorías

Nuestra APP para Comunidades de Propietarios

Entrada relacionadas

La grabación de las vistas y el principio de inmediación

La grabación de las vistas y el principio de inmediación

Acaban de notificarme una Sentencia que me parece interesante por su fundamentación, os cuento el caso, los acusados entran en una obra que se encontraba vallada supuestamente a robar cobre, el guardia de seguridad los ve, llama a la Policía y finalmente son detenidos, la Sentencia de Instancia los condena con autores de un delito de robo con fuerza en las cosas  en grado de tentativa.

La cuestión principal de debate residió en si saltaron o no la valla y la altura de la misma, ya que los acusados en todo momento afirmaron que la valla esta en el suelo. El guarda de seguridad, único testigo ocular, dijo en el jucio que los autores accedieron a recinto saltando la valla, pero que “era una verja pequeñita”, que estaba como enterrada y que no medía más de un metro, que simplemente levantaron la pierna y entraron. 

El Juzgado de instancia pese a ello, declara probado que los acusados, para acceder al recinto de la obra saltaron una valla de más de 2 metros, y condena a los acusados.     

La existencia de una grabación de lo actuado en juicio ha permitido a los magistrados de la Audiencia Provincial escuchar exactamente lo dicho por el testigo y ello ha llevado a la Audiencia a revocar la Sentencia, absolviendo a los acusados. 

El hecho de que las nuevas tecnologías permitan reproducir el juicio en segunda instancia, y escuchar palabra por palabra lo dicho por los testigos,  ¿está produciendo un cambio en el concepto tradicional del principio de  inmediación?

Yo entiendo que sí. La Sentencia del Tribunal Constitucional  135/2011 de 12 de Septiembre, precisó que: “como es notorio, la insuficiencia del acta del juicio como medio de documentación de las pruebas de carácter personal -incluso cuando el empleo de estenotipia permita consignar literalmente las palabras pronunciadas en el curso del acto- viene dada por la imposibilidad de reflejar los aspectos comunicativos no verbales de toda declaración. Ciertamente tal deficiencia no puede predicarse sin más de aquellos medios que con creciente calidad transmiten o reproducen las declaraciones, como acontece con la videoconferencia 35 y con la grabación en soporte audiovisual, lo cual nos aboca a valorar si el concepto tradicional de inmediación debe modularse ante el incesante progreso de las técnicas de transmisión y reproducción de la imagen y del sonido.”   

Y entiendo que la Sentencia de la que os vengo hablando es prueba de ello. Os transcribo la fundamentación completa a continuación.   

leer más
¿Cómo evito que me estafen en internet?

¿Cómo evito que me estafen en internet?

El otro día encontré por internet una silla que llevaba tiempo buscando y que parece haberse agotado en todas partes en una página, que la verdad tenía buena pinta, me había aparecido un anuncio en google shopping, así que me dejé llevar por la emoción y le di a comprar. Cuando voy a pagar, me ofrecieron un descuento adicional si pagaba por transferencia, así que hice la trasferencia. Y al segundo pensé, ¡vaya con la emoción no he comprobado la tienda!, lo que por cierto hago siempre, con lo que me puse a investigar, encontré muchos comentarios negativos en un foro, la gente se quejaba de que no había recibido su pedido, así que anulé la transferencia. Hoy es aún no he recibido ni aún ni un mensaje preguntando el porqué de la anulación de la transferencia, lo que me confirma que me hubiera quedado esperando el pedido.Te aconsejo que no hagas lo que yo hice, y asegúrate de que la página es fiable antes de realizar la compra, desgraciadamente.

leer más
Reforma del Código Penal: Novedades

Reforma del Código Penal: Novedades

El pasado día 30 de marzo de 2015 se aprobó la Ley Orgánica 1/2015, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, que entrará en vigor hoy 1 de julio de 2015.
 
El Código Penal sufre la mayor de sus reformas tras su aprobación en 1995 siendo objeto de una completa revisión y actualización:
 

Se suprimen las faltas y  se introducen nuevos delitos leves.

  • Las faltas se derivan a la vía administrativa, a través de  la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, o a la vía civil y algunas pasan a ser consideradas delitos leves.

  • Para los delitos leves el plazo de prescripción pasa de 6 meses a un año y sólo van a ser proseguibles mediante denuncia de la persona agraviada o de su representante legal, salvo en casos de violencia de género que no se exigirá denuncia

leer más

Contacta con nosotros

Pin It on Pinterest