¿Qué son las participaciones preferentes?

¿Qué son las obligaciones subordinadas?

¿Si tengo preferentes o subordinadas, puedo reclamar?

¿Qué es el arbitraje? ¿Si ya he acudido al arbitraje puede acudir a la vía judicial? hacerse cargo de mi caso?

¿Qué es un swap sobre la hipoteca?

¿Qué son los warrants?

¿Qué son los fondos de inversión de alto riesgo?

¿Qué es una hipoteca multidivisa?

¿Se puede anular una hipoteca multidivisa?

¿Qué son los productos estructurados?

¿Cuánto me va costar la reclamación? 

 

 

 

 

 

 

volver

¿Qué son las participaciones preferentes?

Lo primero que ha de quedar claro es que es un producto financiero complejo y de alto riesgo. Es una inversión perpetua que no tiene fecha de vencimiento establecida, y con una liquidez relativamente reducida. También es conocido como producto híbrido al tener características comunes a una acción o un depósito..

Las participaciones preferentes son valores que se emiten por una sociedad (banco), los cuales no confieren participación en el capital ni derecho a voto; tienen un carácter perpetuo y además su rentabilidad suele ser de carácter variable, por lo que no está garantizada. Aunque la remuneración de las participaciones preferentes suele ser fija el primer año, a partir del segundo año se suele tomar como referencia el Euribor más un diferencial, por lo que la remuneración está condicionada a que se obtengan suficientes beneficios, por parte de la entidad emisora.

Las participaciones preferentes son productos financieros que tienen riesgo y hay que tener ciertos conocimientos financieros para poder utilizarlas con seguridad, aspecto que los bancos omitieron y por eso las vendieron a pequeños ahorradores perjudicándoles considerablemente y haciéndoles firmar sin que tuvieran plena consciencia de lo que estaban contratando.

Cada caso de preferentes es único. Algunas entidades financieras ofrecen una quita, otras la posibilidad de acudir a arbitraje. En cualquier caso, siempre cabe la posibilidad de negociar con la entidad financiera antes de acudir a los tribunales.

 

 

 

volver 1

¿Qué son las obligaciones subordinadas?

Las obligaciones subordinadas es al igual que preferentes, un producto financiero complejo y de alto riesgo. Si bien a diferencia de estas, las obligaciones subordinadas tienen una fecha de vencimiento. Aunque hay que tener en cuenta que ninguna de los dos, ni las preferentes ni las subordinadas, están garantizadas por el Fondo de Garantía de Depósitos, es decir quien se encarga de garantizar los depósitos, ya sean en forma de valores o dinero.

Las obligaciones subordinadas son valores de renta fija con rendimiento explícito, donde el cobro de los intereses estará condicionado a la existencia de un determinado nivel de beneficios. En caso de que la entidad que las emite sea liquidada o quiebre, la deuda se coloca por detrás de los acreedores ordinarios, por lo que el reembolso de estos bonos subordinados se realiza cuando ya se han satisfecho las deudas ordinarias. Aunque, se podría cobrar antes la deuda subordinada que las preferentes.

 

 

 

 

volver 2

¿Si tengo preferentes o subordinadas, puedo reclamar?

Es posible reclamar ante el juzgado la nulidad del contrato de ambos productos y, por tanto, recuperar el dinero. Si adquirieron preferentes y deuda subordinada engañados o sin información suficiente por parte del banco que no tuvo la diligencia, la transparencia y el desarrollo de una gestión ordenada y prudente cuidando de sus intereses, un juez podría darles la razón. Si, además, se produjo error al valorar la posibilidad de recuperar el dinero invertido y el afectado firmó como seguro (porque así se lo dijeron) unos producto que tienen muchos riesgos, un juez podría ordenar la restitución del contrato, más los intereses legales y la condena en costas a la entidad bancaria.

En caso de que en el banco no les dé una solución (que muchas veces, no se la dará) desde abogadosymas le recomendamos que hagan valer sus derechos por la vía judicial y consulten, abogado experto en derecho bancario y financiero estudiará su caso.

 

 

 

volver 3

¿Qué es el arbitraje? ¿Si ya he acudido al arbitraje puede acudir a la vía judicial? hacerse cargo de mi caso?

El arbitraje es una solución alternativa a la vía judicial. Tiene carácter voluntario y para su activación es necesario el acuerdo de las dos partes . Una resolución de arbitraje es vinculante y debe cumplirse. En caso de que ya se haya acudido al arbitraje, no cabe posibilidad de poner una demanda judicial.

 

 

 

 

volver 4

¿Qué es un swap sobre la hipoteca?

Un swap es un concepto financiero que hace referencia a una especie de seguro frente a subidas en los tipos de interés. Se trata de un contrato complejo, básicamente utilizado por empresas al realiza ciertas inversiones o incluso compras a crédito para cubrirse las espaldas si los tipos de interés suben más de un nivel previsto.

Los swaps son productos financieros de alto riesgo que normalmente intercambian un tipo fijo por uno variable. No están ligados a operaciones concretas y sólo tendrán interés para quien esté endeudado por un importe nominal similar al nominal del contrato de swap a punto de suscribir. Lo habitual es que quien esté endeudado a tipo variable contrate este producto para protegerse de posibles subidas de los tipos de interés por encima de un determinado nivel a cambio de no beneficiarse de las bajadas, es decir, deja el tipo congelado en un determinado nivel. Se obliga a la entidad financiera a pagar el diferencial si el tipo sube del nivel máximo fijado y al cliente a abonar la diferencia en caso de que el tipo baje.

Algunas entidades están vendiendo hipotecas que traen asociado este producto oculto bajo denominaciones como seguro de cobertura, bono clip, cuota segura o permuta financiera. El swap vinculado a una hipoteca permite pagar un crédito referenciado a un tipo de interés fijo durante un plazo establecido, independientemente de variaciones externas. Puede parecer interesante suscribirlo, sobre todo cuando los tipos de interés han bajado mucho y es probable que en el corto plazo se produzca un cambio en la política monetaria de BCE y el Euribor. Los swaps son nefastos cuando se suscriben con niveles muy altos del Euribor y en un escenario en el que si se aplica una alta probabilidad en el corto plazo, el índice hipotecario comenzará a bajar.

Hay que tener claro es que el swap solo es un producto aconsejable cuando los tipos se encuentran en mínimos y hay posibilidad de que en el corto plazo el Euribor comience a subir.

Cuando los tipos están altos, suscribir una hipoteca con swap sale caro. Las entidades financieras que han venido swaps a sus clientes han obrado con mucha picardía pues era previsible que dada la situación económica el Euribor no permaneciera en máximos durante mucho tiempo.

Si el contrato es de este tipo (swap), se trata de una verdadera tomadura de pelo, porque en realidad el riesgo de ambas partes no es ni mucho menos equitativo, dado que el cliente puede tener que pagar hasta ese máximo pero la entidad prácticamente nada. Ese tipo de contratos con techo de cobertura debe denunciarse porque implican mala fe por parte de la entidad que vende un producto complejo con ese tipo de clausulas, que deberían estar prohibidas.

La campaña de swaps comenzó a mediados del 2008 cuando el Euribor estaba subiendo, aunque todas las previsiones a largo eran de tendencia descendente. El hecho de que las entidades hayan vendido swaps a hipotecados en las condiciones descritas implica, cuando menos una falta de ética y una mala práctica bancaria, en tanto en cuanto a los clientes no se les hayan proporcionado ejemplos del coste que podía suponer, las previsiones de la entidad sobre la evolución de los tipos de interés y la cualificación del riesgo real en que se incurra.

Otro aspecto importante es que el swap no aparece generalmente en las escrituras de la hipoteca ya que no es una condición o clausulas de la misma, sino un producto ajeno e independiente. lo normal es que la entidad obligue a firmar un contrato en un documento anexo.

 

 

 

 

volver 5

¿Qué son los warrants?

Los warrants son productos financieros complejos, formalizados en un contrato que otorga al comprador el derecho , pero no la obligación, a comprar (CALL) o a vender (PUT) un número determinado de títulos sobre un activo (Subyacente), a un Precio de Ejercicio determinado (Strike), en una fecha prefijada de antemano (Vencimiento). Un Warrant es, por tanto, un Contrato a Plazo.

Imagine que considera la posibilidad de que LA EMPRESA X suba en los próximos 6 meses. Actualmente la acción cotiza a 10 euros, por lo que para posicionarse al alza sobre el título tiene que pagar 10 euros y así, tendrá en cartera 1 acción de LA EMPRESA X.

Sin embargo, en vez de comprar el título puede adquirir un derecho a comprar el título (Warrant CALL de TEF con precio de ejercicio 10 euros) que le permita comprar LA EMPRESA X a 10 euros en 6 meses, la compra de ese derecho (Warrant) supone un desembolso mucho más reducido, 1 euro (la Prima del Warrant).

Si pasados 6 meses LA EMPRESA X cotiza a 13 euros, el inversor en acciones habrá ganado 3 euros, lo que supone una rentabilidad del +30% [(13-10)/10]. A su vez el inversor en Warrants tendrá la posibilidad (que no la obligación) de comprar LA EMPRESA X a 10 euros cuando ésta cotiza a 13, es decir, comprar 3 euros más barata la acción. Teniendo en cuenta que el derecho (Warrant) le costó 1 euro la rentabilidad de la operación será del 200% [(3-1)/1].

Imagine que en 6 meses LA EMPRESA X cotiza en 5 euros, el inversor en acciones pierde 5 euros por cada acción (las compró a 10 euros), mientras que el inversor en Warrants, simplemente no llevará a cabo su derecho, ya que no le interesa comprar la acción a 10 euros cuando ésta cotiza a 5 euros en Mercado, por lo que perderá su inversión de 1 euro (la Prima del Warrant).

 

 

 

 

volver 6

¿Qué son los fondos de inversión de alto riesgo?

Los fondos de inversión de alto riesgo, o fondos de cobertura, o Hedge Funds, son productos financieros muy complejos y de alto riesgo, que deben estar dirigidos a inversores muy cualificados por ser muy poco transparentes, de inversión mínima y gastos muy elevados, así como de liquidez mínima.

 

 

 

volver 7

¿Qué es una hipoteca multidivisa?

En los años del boom inmobiliario, algunos bancos y entidades financieras ofertaron la suscripción de hipotecas multidivisa como una alternativa a los préstamos hipotecarios tradicionales. Aparentemente, se trataba de un producto que presentaba grandes ventajas, por lo que muchos consumidores optaron por contratarlo en el convencimiento del importante ahorro que les supondría vincular su préstamo hipotecario a una moneda extranjera más débil que el euro.

La hipoteca multidivisa es un producto bancario nocivo y peligroso ya que afecta al préstamo bancario en su globalidad, y no solo a los intereses (como el swap), y consiste en un préstamo hipotecario concedido en una moneda extranjera. La variación del importe del préstamo será consecuencia de la relación entre el euro y la moneda en la que esté concedida la hipoteca (yen o franco suizo, habitualmente).

Con lo que muchos consumidores han visto no sólo cómo se ha incrementado su cuota hipotecaria mensual, también su deuda originaria a pesar de haber ido pagando durante años las correspondientes cuotas de amortización de capital e intereses, por lo que es ahora cuando están siendo realmente conscientes del alcance de los riesgos que asumieron al suscribir un préstamo hipotecario en divisas.

 

  

 

volver 8

¿Qué es una hipoteca multidivisa? 

La Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), de 30 de abril de 2014, respecto a una cuestión prejudicial planteada por el Tribunal Supremo de Hungría respecto a las hipotecas multidivisa. En su dictamen, el tribunal europeo señala que la presencia este tipo de cláusulas no deben ser solamente transparentes y entendibles por el consumidor desde un punto de vista formal y gramatical, sino que este debe conocer y entender "las particularidades del mecanismo de conversión de la divisa extranjera, así como la relación entre ese mecanismo y el prescrito por otras cláusulas relativas a la entrega del préstamo, de forma que un consumidor pueda prever, sobre la base de criterios precisos y comprensibles, las consecuencias económicas derivadas a su cargo".

Y continúa indicando que el tribunal húngaro debe determinar si la información precontractual y la publicidad ofrecida antes de la contratación del préstamo permitían al consumidor no sólo comprender el mecanismo de cambio de divisa en el cálculo de la cuota mensual y de la devolución del préstamo, sino evaluar las consecuencias económicas de este tipo de cláusulas"

Son ya varios los juzgados españoles que han interpretado que las cláusulas multidivisa no superan el control de transparencia e imposibilitan al cliente conocer con sencillez la carga económica que realmente supone el contrato celebrado (fundamentalmente el riesgo de que el precio del préstamo aumente debido al factor aleatorio de la fluctuación del mercado de divisas). De acuerdo con lo anterior, numerosas resoluciones han recaído sobre este asunto de manera favorable a los intereses de los particulares. Sirvan de ejemplo: la Sentencia 122/2011 de la Audiencia Provincial de las Islas Baleares (Sec.4) de 5 de abril; la Sentencia 15/2013 del Juzgado de Primera Instancia nº 97 de Madrid de 4 de febrero; la Sentencia 290/2012 del Juzgado de Primera nº 44 de Barcelona de 17 de diciembre; la Sentencia 193/2013 del Juzgado de los Mercantil nº 4 de Barcelona de 9 de diciembre; y la Sentencia 103/2014 del juzgado de Primera Instancia nº 84 de Madrid de 12 de mayo; entre otras.

En conclusión, creemos que todos aquellos casos en los que el particular no ha sido informado de las verdaderas características de la hipoteca multidivisa, de acuerdo con los requisitos de transparencia consagrados en la Ley y la jurisprudencia, disponen de varias opciones de anulación de la cláusula objeto de debate. Eso sí, dichas opciones deben ser valoradas atendiendo a la situación concreta del afectado, ya que no existe una regla general para todas las situaciones

 

 

 

volver 9

¿Qué son los productos estructurados?

Son productos financieros de los que la rentabilidad y/o duración depende de la evolución de valores o índices bursátiles definidos como subyacentes. Se trata de productos muy complejos, en los que por lo general, si no existe garantía del capital, el consumidor asume un riesgo muy elevado de pérdida patrimonial. Los productos estructurados se componen de un bono con cuyos intereses se compra una opción que es la que aporta la rentabilidad en caso de que se dé la condición del producto. Cuanto más alto es el cupón que paga el bono, más rentabilidad puede dar el producto.

Dentro de los bonos estructurados podemos distinguir aquellos que garantizan que no habrá pérdida de capital de aquellos otros que prevén hasta la pérdida total de capital por parte del inversor. Dentro de estos últimos los más sofisticados son los auto cancelables.

 

volver 10

¿Cuánto me va costar la reclamación?

Lo normal es que el Banco sea condenado al pago de las costas procesales. Por los que será el Banco el que abone los honorarios de tu abogado, de tu Procurador, las tasas judiciales y cualquier otro gasto en el que hayas incurrido, con lo que las cantidades que hayas adelantado te serán devueltas, si tu asunto es viable antes de contratar recibirás un presupuesto detallado del coste del procedimiento y de la cantidad que debes anticipar.

volver 11

 sitio web seguropago por transferencia

pago por paypal

satisfacción 100% garantizada

 

© 2015-2019 Abogadosymás ®